Pregunta 6 de 17

La importancia de lavarse las manos


La higiene de manos es el gesto más eficaz y sencillo para la prevención y control de infecciones.


¿Por qué es importante lavarse las manos?

Porque las utilizamos continuamente para mantener contacto con otras personas, seres vivos y objetos. Si adquirimos el hábito de lavarlas con frecuencia podremos prevenir la transmisión de enfermedades.

Conviene inculcar en los niños desde edades bien tempranas la rutina de lavarse las manos en momentos concretos a lo largo del día, como por ejemplo, antes de comer, después de ir al baño o cuando vuelven a casa, para que automaticen este gesto. Y deben aprender a hacerlo de manera correcta.


Cómo lavarse las manos correctamente

  • Para una correcta higiene, es imprescindible utilizar jabón y agua tibia.
  • Aclararse las manos solo con agua no sirve de nada.
  • Es importante tener en cuenta que el agua muy caliente puede tener un efecto adverso, ya que al irritar la piel y afectar a la capa protectora, ésta se hace más vulnerable a las bacterias y otros agentes patógenos.
  • Frotar vigorosamente las palmas durante 20 segundos y también entre los dedos y debajo de las uñas.
  • Aclararlas bien y secarlas con una toalla limpia y seca.

¿Cuándo debemos lavarnos las manos?

Tantas veces como sea necesario y siempre que estén sucias. En concreto:

  • Antes y después de cocinar o de manipular alimentos crudos.
  • Antes y después de comer.
  • Después de ir al baño.
  • Después de manipular pañales sucios.
  • Después de tocar animales.
  • Después de hacer limpieza.
  • Tras visitar amigos o familiares enfermos.
  • Después de sonarse la nariz, toser o estornudar.
  • Antes y después de tocarse los ojos, la boca o la nariz.
  • Después de tocar billetes.
  • Al llegar a casa.

Cuando estornudamos o tosemos, ¿se debe poner la mano?

No, pese a ser una costumbre muy extendida, no se debe hacer, pues los virus presentes en la saliva y la tos pasarán a las manos y contribuiremos a transmitir la infección. En caso de tener que hacerlo, hay que lavarse las manos inmediatamente después, o contaminaremos a cualquier persona u objeto que toquemos.


¿Qué debemos hacer entonces?

Al estornudar o toser se debe cubrir la boca y la nariz con un pañuelo, del que debemos deshacernos de forma inmediata. Si no tenemos un pañuelo a mano, podemos utilizar el brazo, a la altura del antebrazo o del codo. De este modo, la posibilidad de extender el virus es menor.



¿Te ha resultado útil esta respuesta?

¡Gracias! Nos alegra haberte ayudado

Sentimos que no te haya sido útil. ¿En qué crees que podríamos mejorar?

¡Gracias por tu opinión! Es muy importante para nosotros.

1

2

3

¡Autoriza ahora!


Solicita tus autorizaciones de forma rápida y sencilla.

Sólo tienes que seguir los pasos y rellenar todos los campos.