Mi Área Privada
InicioNoticias Salud La RANM, con el apoyo de Fundación ASISA, analiza la evolución de la atención primaria en salud en los últimos 40 años
28 de noviembre de 2018

La RANM, con el apoyo de Fundación ASISA, analiza la evolución de la atención primaria en salud en los últimos 40 años


La Real Academia Nacional de Medicina celebra una Sesión Científica Extraordinaria coincidiendo con el 40 aniversario de la Conferencia Internacional sobre Atención Primaria de Salud de Alma Ata

La RANM, con el apoyo de Fundación ASISA, analiza la evolución de la atención primaria en salud en los últimos 40 años

Fundación ASISA, a través de la Cátedra de Medicina Humanitaria URJC-ASISA, ha patrocinado la Sesión Científica Extraordinaria “Alma ATA 40 años después: avances, retrocesos y retos” que se celebró en la sede de la Real Academia Nacional de Medicina de España (RANM). La sesión permitió hacer un repaso histórico de la Conferencia Internacional sobre Atención Primaria de Salud de Alma Ata cuatro décadas después de su celebración y el cambio revolucionario que supuso en el enfoque de la enfermedad. Además, en ella se analizó el papel de la atención primaria ante dos grandes problemas de salud, la tuberculosis y el sida. 

El responsable nacional de Medicina Preventiva de ASISA, el Dr. Jorge de Diego Salas, y Ángel Gil de Miguel, catedrático de Medicina Preventiva, Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), resaltaron el cambio revolucionario de supuso Alma Ata, organizada en 1978 por la OMS/OPS y UNICEF y celebrada en Kazajistán, donde se marcaron las pautas internacionales para la atención de la salud, con una visión integral universal, con criterios de equidad y eficiencia, teniendo en cuenta la atención primaria como medio para dar respuesta al 85% de los problemas de salud de la población.

Por su parte, el profesor de Investigación en el Departamento de Historia de la Ciencia del Instituto de Historia del CSIC, Rafael Huertas, realizó una revisión del modelo de atención primaria, repasando sus antecedentes y valorando el significado de Alma Ata. A su juicio, los objetivos de Alma Ata están todavía vigentes, aunque con un escenario sanitario y sociopolítico diferente que no impide seguir entendiendo la salud desde un punto de vista integral y solidario.

La tuberculosis, una enfermedad olvidada

Durante la sesión, que se enmarca en las jornadas que anualmente celebra la Cátedra de Medicina Humanitaria ASISA-URJC, se puso énfasis en el papel que desempeña la atención primaria ante dos problemas de salud que aún no están resueltos: la tuberculosis y el sida. En este sentido, el Dr. Ignacio Monedero Recuero, consultor internacional de Tuberculosis de La Unión (UICT), analizó los avances, retrocesos e hitos que se han producido en estos cuarenta años y que pueden acerar el fin de esta enfermedad. El Dr. Monedero destacó que la tuberculosis mantiene una tasa de mortalidad del 16%, es la principal causa de muerte en pacientes con VIH y acaba cada día con la vida de unas 5.000 personas, lo que la convierte en la enfermedad infecciosa que más muertes provoca. A partir de esos datos, concluyó que la tuberculosis es el perfecto ejemplo de enfermedad olvidada con una ausencia de investigación en estos cuarenta años, que afecta principalmente a la población pobre de entre 20 y 50 años, perpetuando un círculo de pobreza y desigualdad, por lo que es fundamental el refuerzo de la atención primaria.

Ante la pregunta sobre si es posible terminar con la tuberculosis, el Dr. Ignacio Monedero cree que depende en parte de conseguir revitalizar los ideales de Alma Ata en las economías emergentes, y destacó que los estudios demuestran que sería rentable: por cada dólar que se invierta en terminar con esta enfermedad, se generarían 43 dólares en ese país, y además, aumentaría la productividad y disminuiría el absentismo laboral, entre otras mejoras.

El reto del sida

Por último, la Dra. Rosa Polo, del Plan Nacional sobre el Sida del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, revisó el desarrollo de la enfermedad en estos cuarenta años. En su intervención resaltó tres momentos principales: los años 1982-1983, cuando se comprendió que el VIH era el virus que producía el sida; la aprobación del primer fármaco en 1987; y la aparición de los retrovirales de alta efectividad en 1993. Desde entonces ha habido una gran evolución en esta enfermedad.

Durante su intervención, la Dra. Polo fijó los principales retos respecto al sida, entre los que destacó: la necesidad de disminuir el número de nuevas infecciones (se ha disminuido un 8%), siendo necesario continuar trabajando en la prevención; acabar con la fracción oculta y el diagnóstico tardío (un 46% de personas con sida no están diagnosticadas); la cronicidad y el envejecimiento de los enfermos de VIH (las personas con VIH son más frágiles y su coste para el sistema sanitario es el triple que el de una persona sin VIH); impulsar un cambio de modelo asistencial dirigido al paciente crónico (es necesario un modelo multidisciplinar, un equipo de salud productivo que interactúe con el paciente,  recursos económicos, un sistema de salud que fomente el autocuidado y un sistema de información clínica compartida); y continuar con la inversión en la investigación para avanzar hacia la erradicación de la infección por el VIH.
 

< Anterior
27 de noviembre de 2018
Fundación ASISA respalda la tercera edición del Diploma de Gestión Sanitaria y Políticas de Salud
Siguiente >
03 de diciembre de 2018
ASISA incorpora la Clínica Dr. Lobatón a su red asistencial en Cádiz